Omite el contenido
    Navega hacia adelante para acceder a los resultados sugeridos
    Consejos de limpieza de anfitriones experimentados

    Consejos de limpieza de anfitriones experimentados

    Un espacio impecable mantiene contentos a los huéspedes y obtiene excelentes evaluaciones.
    Por Airbnb el 5 de mar de 2020
    Lectura de 4 min

    Lo más destacado

    • La limpieza suele ser el problema principal que motiva una evaluación negativa.

    • Presta especial atención a los baños, los pisos, la ropa de cama y las toallas.

    • Limpiar también significa despejar el espacio y revisar que los huéspedes anteriores no hayan dejado objetos personales.

    • Considera agregar una tarifa de limpieza para compensar el tiempo que inviertes o los gastos de un servicio de limpieza.

    A los huéspedes les importa la limpieza, y mucho. Según los datos de Airbnb, la falta de limpieza es una de las razones principales por las que los huéspedes dejan evaluaciones negativas. Por otro lado, un espacio impecable puede ganarte evaluaciones positivas y hasta la distinción “rechinando de limpio” para tu alojamiento. ¿Y quién no quiere eso?

    Cómo es diferente la limpieza para recibir huéspedes

    Puede ser que a ti no te importe encontrar alguna pelusita aquí o allá, pero a los huéspedes sí les importa y lo dejarán claro en su evaluación. Limpiar para los huéspedes requiere mucha más atención a los detalles de la que quizá pongas al limpiar para tu propia familia. ¿Y otra diferencia clave? Estás limpiando después de la estancia de un huésped y preparando el espacio para recibir al siguiente. Recuerda liberar espacio, desde el armario hasta la mesita de noche y el refrigerador. “No quieres que el nuevo huésped se encuentre un medio pollo que dejó el huésped anterior”, dice Alex, anfitrión de San Francisco.

    Concéntrate en los puntos problemáticos

    Ciertos artículos, como las toallas, las sábanas, los pisos y el baño, son especialmente importantes para los huéspedes. Y no es difícil entender por qué. A nadie le gusta sentir que el lugar en donde se baña o duerme es antihigiénico. Estas áreas deben limpiarse a fondo entre un huésped y el siguiente, y tienen que quedar tan limpias como si fueras a preparar comida ahí. Otras tareas, como desempolvar el ventilador del techo o cambiar la cortina de la regadera, se pueden hacer con menor frecuencia. Considera invertir en limpiezas profundas periódicas para que reduzcas el trabajo que tienes que hacer entre reservaciones y ahorres tiempo a largo plazo.

    Evita situaciones peliagudas

    No hay nada más desagradable para un huésped que encontrar cabellos ajenos en el alojamiento. Sue y John, anfitriones en Salt Lake City, Utah, usan un artículo doméstico inesperado para resolver el problema de los cabellos extraviados: “Después de lavar toda la ropa de cama, les paso un rodillo quitapelusa a las sábanas, las fundas de almohada y las cobijas”. La anfitriona Laura, de Cottonwood, Arizona, sugiere olvidarte del trapeador: “Agáchate y limpia el piso del baño a gatas. Es más rápido, más fácil y no se te escapará ni un pelo”. Por último, limpia los desagües del baño frecuentemente para asegurarte de que no están obstruidos con pelo.

    Después de lavar toda la ropa de cama, les paso un rodillo quitapelusa a las sábanas, las fundas de almohada y las cobijas.
    Sue and John,
    Salt Lake City

    Dile adiós al desorden

    Los objetos decorativos pueden agregarle personalidad a un espacio, pero también agregan algo más: ¡polvo! Entra más cosas tengas alrededor, mayor será la superficie que tengas que limpiar. Además, se siente desordenado. Los anfitriones Jessica y Henry de Corea del Sur reducen al mínimo sus artículos personales. “Aunque esto puede hacer que el espacio parezca un poco vacío, también significa que los huéspedes tienen mucho espacio para sus propias cosas y es más fácil mantener una imagen limpia”. Así que canaliza tu Marie Kondo interior, agradece a tus cosas por el tiempo que las tuviste y despídelas con cariño.

    Recibe ayuda cuando la necesites

    Si sabes que no vas a ser capaz de hacer toda la limpieza por tu propia cuenta, contrata a un profesional y dale instrucciones detalladas. También es buena idea que consigas alguien como respaldo, en caso de algo salga mal con tu contacto de limpieza de siempre. Recuerda que puedes incluir una tarifa de limpieza para compensar los gastos de mantener tu espacio impecable. Otra manera más de manejar la carga de trabajo... Deja suficiente tiempo entre una reservación y la siguiente para hacer una limpieza profunda antes de que llegue un huésped nuevo. Es buena idea actualizar tu configuración de reservaciones para bloquear el tiempo que necesites entre las reservaciones.

    Prueba estos trucos de anfitrión

    Los anfitriones tienen un montón de ideas para resolver los retos de limpieza particulares de un alojamiento Airbnb. Estos son algunos puntos destacados:

    • Pon la lavadora primero. “Lo primero que hago es recoger todas las sábanas y toallas y echarlas a la lavadora, para que lavadora trabaje mientras hago el resto de la limpieza. Es eficiente”. —Emma-Kate
    • Pule los pisos de madera. “Tengo pisos de madera. Los pulo regularmente para que lo primero que los huéspedes vean al entrar sea una duela brillante. Eso da una sensación de limpieza general muy reconfortante”. —Tammi
    • Limpia los interruptores. “Esas cosas pueden ensuciarse mucho, pero no lo notas porque te acostumbras. Límpialos con un poco de alcohol isopropílico”. —Adam
    • Revisa debajo de las camas y en los cajones de los burós. “No hay nada peor que encontrar objetos personales olvidados en una habitación”. —Rob
    • Limpia los alféizares de las ventanas, las lámparas y las esquinas del techo. “Estas superficies pueden llenarse de suciedad que no se nota durante el día, cuando suele hacerse la limpieza. Pero un huésped que esté acostado en la cama en la noche seguro la verá”. —Sarah
    • No olvides la cortina de la regadera. “Muchas veces nos olvidamos de la cortina del baño. La mía tiene un revestimiento de plástico, que limpio con un rociador y un paño después de cada estancia. Y lo reemplazo cada mes o dos”. —Tammi
    • Dobla el papel higiénico. “Doblo la punta del rollo de papel de baño. Es algo pequeño, pero hace que se sienta nuevo y demuestra que te importa”. —Emma-Kate
    • Rellena las botellas de jabón de manos y shampoo. “Es muy agradable tener artículos de tocador que parezcan nuevos. Una botella llena y cerrada hace que el huésped sienta que es la primera persona en usarla”. —Alex

    Con un poco de esfuerzo extra, y algunos trucos ingeniosos, puedes encaminarte al estado ‘rechinando de limpio’”.

    Lo más destacado

    • La limpieza suele ser el problema principal que motiva una evaluación negativa.

    • Presta especial atención a los baños, los pisos, la ropa de cama y las toallas.

    • Limpiar también significa despejar el espacio y revisar que los huéspedes anteriores no hayan dejado objetos personales.

    • Considera agregar una tarifa de limpieza para compensar el tiempo que inviertes o los gastos de un servicio de limpieza.

    Airbnb
    5 de mar de 2020
    ¿Te ha resultado útil?