Omite el contenido
Regístrate
Inicia sesión
Alquileres de lujo en Dubrovnik

Alquileres de lujo en Dubrovnik

Encuentra y reserva alojamientos únicos en Airbnb

Los alquileres vacacionales de lujo mejor valorados en Dubrovnik

Los huéspedes están de acuerdo: estas estadías están muy valoradas por su ubicación, limpieza y otros aspectos.

Villa Lucija
LUXE
Villa completa · 12 huéspedes · 6 camas · 6 baños

Villa LucijaVilla Lucija - 6Br - Sleeps 12

Villa Art Deco
LUXE
Villa completa · 13 huéspedes · 6 camas · 6,5 baños

Villa Art Deco

Villa Orti
LUXE
Villa completa · 16 huéspedes · 7 camas · 8,5 baños

Villa OrtiVilla Orti - 7Br - Sleeps 16

Alojamientos de lujo para todos los gustos

El alojamiento ideal para la escapada con la que estás soñando

  • Alojamientos destacados
  • Reservas flexibles
  • Alojamientos listos para reservar

Servicios populares en los alquileres vacacionales de lujo en Dubrovnik

  • Cocina
  • Wifi
  • Piscina
  • Aire acondicionado

Otros alquileres vacacionales de lujo en Dubrovnik

Villa Green Garden
LUXEVilla completa
Villa Green Garden
$1,207 por noche
Villa Pugliesi
LUXEVilla completa
Villa Pugliesi
$2,756 por noche
Villa Frida
LUXEVilla completa
Villa Frida
$1,438 por noche
Villa Elysian
LUXECasa entera
Villa Elysian
$761 por noche
Villa Toni
LUXEVilla completa
Villa Toni
$719 por noche

Todo sobre Dubrovnik

¿Sueñas con unas vacaciones en la riviera de Dubrovnik? ¡Nosotros te ayudamos a hacerlas realidad!

La antigua ciudad medieval amurallada de Dubrovnik es uno de los destinos de interés cultural más populares de Europa. Además, en los últimos años, muchos visitantes se han lanzado a descubrir esta ciudad declarada Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO desde que protagonizó la serie de HBO Juego de Tronos como Desembarco del Rey, la capital de los Siete Reinos, y otros éxitos de Hollywood, como Star Wars: Los últimos Jedi y Robin Hood. Aparte de su fama en la gran y la pequeña pantalla, la historia de esta ciudad centenaria te garantizará unas vacaciones llenas de experiencias y rincones interesantes que descubrir. Visitar la perla del Adriático es un no parar. Aquí podrás sumergirte en la arquitectura gótica, medieval y barroca de los palacios, iglesias y monasterios de Stari Grad, la ciudad antigua de Dubrovnik, además de explorar sus museos, mercados al aire libre y restaurantes junto al mar. Eso si consigues escapar un rato al encanto de sus muchas playas y calas rocosas.

Explora todos sus rincones

Hay tanto que ver en Dubrovnik que perderse paseando por las calles empedradas de la ciudad medieval es todo un placer. En julio y agosto suele venir mucha gente, por lo que vale la pena levantarse temprano para ver todo lo que ofrece Dubrovnik. Si quieres descubrir la ciudad desde un punto de vista diferente, puedes caminar sobre las murallas de la ciudad. En la entrada principal de la Puerta de Pile, puedes conseguir una audioguía. El recorrido son dos kilómetros y te llevará un par de horas completarlo. Si quieres llegar aún más alto, sube en teleférico hasta el monte Srdj para ver la ciudad entera bajo tus pies.

Si te gusta la arquitectura, te fascinará el esplendor gótico del Palacio Sponza, el Palacio del Rector y el Monasterio Dominicano.  El Museo Marítimo es un lugar que deberían visitar todos los expertos en la materia para conocer bien el amplio alcance que tuvo el poder naval de la República de Ragusa.

¡Nos vamos de compras!

Si quieres ir de compras, en Dubrovnik no te faltarán opciones. Puedes ir al mercado al aire libre de Gunduliceva Poljana a buscar fruta y verdura fresca e higos secos, el tentempié perfecto para un pícnic. En el mercado también se venden aceites de lavanda producidos localmente y sábanas bordadas, por tienes ganas de hacerle un regalo a alguien. Si quieres llevarte a casa algunos vinos de la zona, aceite de oliva, miel o rakija (un brandy de la región elaborado a partir de frutas fermentadas), acércate a Dubrovačka Kuća, una tienda que encontrarás junto a la torre del Monasterio Dominicano de la ciudad vieja. Si te apetece darle un poco de vidilla a tu armario, también hay muchas boutiques de moda. Maria Concept Store es una de las mejores. Venden prendas de Saint Laurent y Givenchy, entre otras marcas.

Saborea Dubrovnik al aire libre

En Dubrovnik hay mucha cultura de cafetería. La calle Stradun es el epicentro de los cafés y las heladerías, y el lugar perfecto para hacer una pequeña parada en boxes y reponer fuerzas mientras visitas la ciudad. Si quieres hincarle el diente a algo más elaborado, encontrarás un sinfín de opciones en cada esquina. Eso sí, no te puedes marchar sin probar el marisco local, así que no te olvides de hacer una reserva en el Prora del Hotel Excelsior. En este restaurante con vistas al mar, podrás disfrutar de platos típicos de la zona como el risotto con tinta de calamar, los calamares fritos y las ostras frescas. El Nautika, cerca de la Puerta de Pile, ha sido votado como el sexto restaurante más romántico del mundo por la revista Condé Nast Traveler. Sus pequeñas terrazas se asoman a la bahía y los platos croatas tradicionales que sirven allí están de muerte. Si te va el sushi, te encantará el Bota, una terraza cerca de la catedral donde sirven ostras frescas y, por supuesto, sushi.

Al caer la noche

En Dubrovnik, verás atardeceres que no encontrarás en ninguna otra parte, ¿y qué mejor forma de disfrutar de ellos que contemplarlos cóctel en mano? Un buen sitio para hacerlo es el Buza, un pequeño bar construido sobre la misma roca y al que se accede a través de una abertura en la muralla de la ciudad vieja. El ambiente es bastante informal y tiene mesas repartidas por una zona rocosa junto al mar. Suelen servir cócteles de spritz, cervezas pilsen bien frías y rakija, un brandy elaborado a base de fruta.

Si te tienta la idea de degustar algún que otro vino croata, acércate a La Bodega, un bar de lo más chic con una amplísima carta de vinos que ocupa cuatro plantas de un edificio de piedra del siglo XVII. Si te apetece un poco de música, tómate algo en el Troubadour Hard Jazz Cafe. En verano, ofrecen conciertos todas las noches.

Date un baño de sol

En Dubrovnik hay tantas calas rocosas y pequeñas playas de guijarros que puede que tengas la suerte de encontrar alguna casi desierta. La mejor forma de explorar la costa por tu cuenta es alquilar un barco (tu asesor de Luxury Retreats podrá ayudarte a hacerlo), pero también puedes echar la toalla en algunas playas populares de la zona. Una de las que más le gusta a la gente es la playa de Banje, que mezcla guijarros y arena. Además, puedes alquilar tumbonas en el East-West Beach Club. Coral Beach Club también merece una visita. En esta playa de arena, podrás disfrutar del sol sobre una enorme tumbona y saborear los cócteles del bar que te servirán allí donde te hayas sentado. Si sales de la playa de Banje, en un paseo de 20 minutos por un sendero bordeado de pinos te plantarás en Sveti Jakov, una playa de arena y guijarros con vistas a la isla de Lokrum. Además, si te apetece hacer una parada rápida para almorzar, tienes al lado el Hotel Villa Dubrovnik. Si viajas con toda la familia, seguro que la playa de Copacabana te encantará. Se encuentra en el complejo del Hotel Valamar. Es una de las playas de guijarros más grandes de la ciudad y es popular por sus aguas poco profundas.

Descubre los alrededores

Hay mucho que ver fuera de los límites de la ciudad. Si te apetece hacer una pequeña excursión de un día, podrás visitar estos lugares viajando por tierra ¡o por mar! Si tienes ganas de comer bien, pon rumbo a la península de Pelješac para saborear sus ostras frescas y los vinos de la zona. En la bahía de Mali Ston, dentro de la península, habita la ostra plana europea, una delicia difícil de encontrar. Merece la pena que visites la zona solo para saborear esta delicatessen.

Cerca de la ciudad se encuentra la bodega Saints Hill, muy popular por su vino rosado refrescante y su fantástico restaurante. Si te apetece navegar por las aguas del Adriático, hay trayectos regulares en ferri desde el puerto de la ciudad vieja que te llevan en 15 minutos a la isla de Lokrum. Esta isla, cubierta de vegetación, es perfecta para pasar una tarde fuera.

Dónde alojarse – Villas en Dubrovnik

Si quieres sentirte como en casa durante tus vacaciones, descubre estos elegantes alojamientos de la riviera de Dubrovnik con vistas a las colinas, fácil acceso a las playas y lujosos interiores.

Desde lo alto de la colina

Si viajas con varios amigos o con toda la familia, alquilar una villa en Dubrovnik es la mejor manera de que todo el mundo tenga todo lo que necesita para disfrutar de una estancia redonda. Muchos de estos modernos apartamentos y villas se encuentran en la ladera de una colina y tienen vistas panorámicas del Adriático, pero están lo suficientemente cerca de Stari Grad como para que puedas plantarte allí en solo unos minutos. Cuidados jardines, amplias terrazas, piscinas privadas y cocinas al aire libre son solo algunos ejemplos de lo que te espera. Desde las villas podrás llegar a playas de guijarros o arena bajando unos escalones o siguiendo senderos bordeados de pinos, así que, si en mitad de la noche se te antoja un chapuzón, ¡el mar es todo tuyo!

El gran azul

A ocho kilómetros al norte de Dubrovnik, se encuentra la bahía de Zaton. Tiene forma de herradura y está salpicada de pinos, pequeñas calas de guijarros y rincones secretos perfectos para nadar. Aquí lleva pasando sus vacaciones la nobleza de Dubrovnik desde el siglo XV, un motivo más por el que disfrutar de estos alquileres vacacionales. Descubre la villa Pugliesi, una residencia de verano del siglo XV renovada con todas las comodidades modernas que podría necesitar un grupo de 14 personas. Cierra los ojos e imagínate los jardines mediterráneos en terrazas, la piscina privada, la fuente, la biblioteca central y la capilla. Las terrazas dan a la bahía de Zaton y a las islas Elafiti, y el pueblo de Konavle, lleno de restaurantes y viñedos, está muy cerca en coche.